Motivos por los que Hacienda puede inspeccionarte

Índice

En los tiempos que estamos y con los sistemas de la Agencia Tributaria es muy difícil que se les pase por alto cualquier discrepancia o anomalía que detecten en las declaraciones tributarias de los contribuyentes; Te cuento como podemos evitar llamar la atención de Hacienda, minorando las posibles inspecciones. Estos son algunos de los motivos por los que Hacienda puede inspeccionarte:

1.- Solicitud de devoluciones de impuestos excesivas.

Como es lógico ni a los contribuyentes nos gusta pagar impuestos, y la Agencia Tributaria no le gusta devolver dinero, por este simple motivo cuando en reiteradas ocasiones nuestras liquidaciones salen a nuestro favor repetidas veces, suele poner el ojo en el contribuyente para intentar saber porque sale este resultado. Se debe tener sumo cuidado con estas declaraciones, en cuando a las declaraciones de IVA ni se gana ni se pierde, somos meros intermediarios para la agencia Tributaria, en cambio el IRPF es distinto porque tributamos por los beneficios que obtenemos de nuestra actividad.

Lo más normal es que si estamos obteniendo unos beneficios y estamos ganando dinero, tengamos que pagar nuestros impuestos a Hacienda.

2. No declarar ingresos durante mucho tiempo con los mismos gastos.

EL tic de la cuestión a la hora de tener un negocio es tener beneficios de ello, si no que sentido tiene verdad? Bien, Hacienda entiende que al principio todo negocio soporte muchos gastos y tengamos que invertir mucho dinero, pero pasado un tiempo esto se tiene que regularizar, se supone que el negocio ya esta en marcha y debe obtener sus ingresos. Si pasado este tiempo ven que sigues en la misma linea dando perdidas y declarando muy pocos ingresos es más que motivo suficiente para tocar tu puerta y ver que es lo que esta pasando y más cuando los gastos declarados siguen el mismo ritmo, o incluso cada vez se incrementan. Por sentido común, los ingresos y los gatos deben ir en sintonía.

3. Sociedades inactivas o las llamadas dormidas.

Aunque una sociedad se encuentre inactiva o dormida, y en el futuro se piensa reactivar con la misma o distinta actividad, se deben tener todas las obligaciones fiscales al corriente, tener una sociedad en estas condiciones y no cumplir con las obligaciones fiscales puede acarrear en consecuencias graves tanto como en sanciones económicas.

4. Alta en el registro de operadores intracomunitarios ROI, posterior al alta de actividad.

Normalmente cuando inicias tu actividad, sabes si vas a tener proveedores o clientes dentro del territorio de la Union Europea, cuando es así y comunicas tu alta de actividad en la Agencia Tributaria, debes comunicar que vas a realizar este tipo de operaciones intracomunitarias, pero por el contrario cuando se comunica el inicio de operaciones intracomunitarias después de haber iniciado la actividad, debes justificar con una factura, con un presupuesto o con el documento correspondiente para que hacienda apruebe tu solicitud de operar con estos países de la Unión Europea. Y este puede ser un motivo de inspección más. Pero si lo tenemos todo en orden y todo justificado no tenemos de que preocuparnos.

5. Rectificación de declaraciones a favor del contribuyente

Cuando te equivocas en la presentación de una declaración a tu favor, se debe justificar muy bien porque hacienda cuando tiene que devolver dinero al contribuyente lo mira con lupa, si te has equivocado y lo tienes perfectamente justificado no habría de qué preocuparnos pero si no es el caso ten cuidado. Por este motivo puedes tener una revisión incluso de varios ejercicios para comprobar que este todo en orden.

6. Descuadres de los impuestos presentados trimestrales con los anuales.

Las declaraciones anuales son modelos informativos donde se refleja el resumen de la actividad que has tenido durante todo el año, además durante el año se han debido de presentar las declaraciones trimestrales; si Hacienda detecta que estas declaraciones trimestrales no coinciden con el resumen anual de cada una de ellas puede tocar a tu puerta para inspeccionar cual son estos motivos.

7. No declarar ayudas, subvenciones o prestaciones percibidas.

La falta de información u ocultación de datos, puede llevar a consecuencias realmente graves, ademas de sanciones económicas, cualquier ingreso derivado de ayudas, subvenciones o prestaciones percibidas en el ejercicio y desarrollo de la actividad deben incluirse en las declaraciones correspondientes.

8. Excesos de gastos deducibles, por encima de los ingresos.

Al principio de cada negocio siempre o casi siempre se tiene que invertir mucho dinero o cueste arrancar, Hacienda lo suele tener en cuenta, pero cabe destacar que si esto persiste en el tiempo es cuando llegan los problemas. Si declaras demasiados gastos y pocos ingresos durante un mucho tiempo, lo mas normal es que hacienda llegue a sospechar que tu negocio no está declarando todos los ingresos que obtiene, o que estar deduciendo más gastos de los que realmente te puedes deducir, por lo que tienes mayor probabilidad de que te revise.

9. Discrepancias en las declaraciones de operaciones con terceros de más de 3.005,06€ (Modelo 347)

Las operaciones realizadas de compra y venta por importe superior a 3.005,06€ se tiene que informar de manera correcta en el modelo 347. Si has realizado alguna operación por este importe o superior y no lo has informado en la declaración informativa anual y tu proveedor o cliente si lo ha informado estas corriendo el riesgo de que hacienda lo detecte y posiblemente puedas ser inspeccionado por falta de comunicarlo.

10. Los saldos bancarios no coinciden con lo reflejado en las declaraciones.

La Agencia Tributaria tiene acceso a todas las cuentas bancarias y por este motivo puede ver en cualquier momento todos los movimientos del ejercicio, lo que supone que si compara lo declarado con la cuenta bancaria y no coincide con las liquidaciones presentadas y existan discrepancias, podrá ser motivo de comprobaciones.

11. Falta de presentación de declaraciones , presentar impuestos fuera de plazo, o retraso en los pagos a la Agencia Tributaria.

Cuando en repetidas ocasiones detecte falta de pago o presentación de liquidaciones fuera del plazo establecido, puede derivar en consecuencias ademas de llevar a sanciones económicas. Si tienes problemas para hacer frente al pago de las liquidaciones, lo mejor es solicitar aplazamiento, recuerda que no todos los impuestos se pueden aplazar, entre ellos las retenciones de profesionales, las retenciones de alquileres y las retenciones de los trabajadores como los pagos fraccionados y los ingresos a cuenta de IRPF e IS.

12. Inspecciones aleatorias.

Puede ocurrir que te toque superar una inspección de forma aleatoria, no tiene porqué ser un motivo en concreto. Hacienda también suele hacer inspecciones aleatorias o por sectores de actividades.

Estos son los principales motivos por los que la Agencia Tributaria puede inspeccionar tu actividad, son motivos por los que puede sospechar y querer investigarte.

Así que ten cuidado y evita llamar la atención.

Comparte este artículo

Artículos relacionados
Declaración de la renta 2021

RENTA 2021 ¿Quién está obligado a declarar? → Por rendimientos del trabajo: Si tienes un único pagador el límite son 22.000€ Si tuviste más de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Servicios

Te ofrezco un servicio personalizado en la gestión de tu negocio seas autónomo o pyme

Fiscal / Contable

Laboral

Patrimonial

Puedes ver información mas detallada de cada servicio en el siguiente botón